Pasos para una higiene correcta cuando usamos brackets


  • Cepillado correcto: después de cada comida, poniendo especial cuidado en el cepillado nocturno. Lo importante es el tiempo de cepillado y no la cantidad de pasta. Retirar los elásticos (gomas de ortodoncia) en caso de que los utilicemos. Usaremos un cepillo eléctrico o manual de filamentos de dureza media, asegurándonos que llegamos a todas las superficies dentales y se introducen las cerdas del cepillo dentro del arco, limpiando también la superficie del bracket.
  • Cepillos interdentales: ayudan a limpiar entre los dientes y entre los brackets.
  • Hilo dental: nos ayudará a eliminar los restos que quedan entre los dientes después del cepillado. Deberemos pasarlo entre la parte superior del diente cerca de la encía y el arco metálico. En estos casos es más fácil usar el superfloss, un hilo dental que posee un extremo más rígido que facilita su inserción; además tiene una porción de textura esponjosa que nos ayuda a limpiar las caras laterales de los brackets.
  • Colutorios: los que contiene flúor en su composición ayudan a fortalecer el esmalte y prevenir la caries. Aquellos que llevan clorhexidina (antiséptico) se indicarán en caso de gingivitis o problemas de encía. La indicación de uno u otro depende de las condiciones específicas de cada paciente.

Debemos incidir en la importancia de la higiene dental, más si cabe en aquellos pacientes que están recibiendo un tratamiento de ortodoncia. Más importante que el número de veces que uno se cepille los dientes es la EFICACIA de cada uno de los cepillados, y que este se lleve a cabo de forma correcta.