¿Ortodoncia para adultos, es demasiado tarde?


En ocasiones llegan pacientes a la clínica que nos preguntan si todavía están a tiempo de alinear sus dientes y nuestra respuesta es clara, nunca es tarde para tener una dentadura sana y con los dientes bien colocados.

La mayoría de ellos vienen movidos por una finalidad estética, tiene los dientes algo torcidos y quieren mejorar su sonrisa. Pero existen otros muchos motivos para tener los dientes alineados: corregir problemas de maloclusión, evitar el apiñamiento dental y, por consiguiente, futuros problemas de caries o gingivales, prevenir el desgaste anómalo de determinadas piezas dentales, mejorar problemas de postura, masticatorios e incluso fuertes dolores de cabeza.

Para ello, el tratamiento más adecuado es una ortodoncia y una de las más demandadas, principalmente entre los adultos, es la ortodoncia invisible por sus múltiples ventajas.

La primera y principal es que es casi imperceptible. Al tratarse de una férula transparente nadie notará que la llevas.

Otra de las principales ventajas es que se puede quitar y poner cuando se va a comer, lo que permite al paciente poder seguir comiendo de todo, algo que no ocurría con la ortodoncia de brackets que limita, sobre todo al comienzo del tratamiento, los alimentos que puede ingerir el paciente.

Eso sí, los tratamientos de ortodoncia no deben realizarse por capricho. Es necesario la valoración de un dentista para determinar si el paciente necesita o no este tipo de tratamientos y cuál de ellos será el más adecuado para cada paciente.