Consecuencias por no masticar adecuadamente


En general, cuando no masticamos bien, estamos impidiendo la secreción de enzimas necesarias en la digestión y forzando a determinados órganos, a que trabajen más de la cuenta. Cuando no masticamos lo suficiente, el bolo alimenticio no está bien lubricado ni descompuesto, con lo que se produce una sensación de pesadez.

Efectos negativos de no masticar bien:

  • Las personas que comen rápido y mastican poco, tienen un riesgo más elevado de padecer problemas de sobrepeso.
  • El cerebro necesita un cierto tiempo para detectar sensación de saciedad, si comemos rápido comeremos más, antes de sentirnos saciados.

Entre los factores involucrados en una eficiente función masticatoria, destacan los siguientes: el área oclusal funcional total (superficie de las muelas) y la secreción salival, que es fundamental para la correcta formación del bolo alimenticio.

Si tenemos ausencia de piezas dentarias en alguno de los lados, podemos adaptarnos a masticar con el otro, pero es conveniente saber que estamos sometiendo a ese lado a una sobrecarga masticatoria y este acto lleva unas consecuencias asociadas como son los problemas periodontales y músculo-esqueléticos.

La presencia de caries o defectos en la estructura de los dientes, también inhabilitarían una correcta masticación.

El número de pares dentarios que ocluye revela una medición relativamente certera de la eficacia masticatoria, de igual forma, también es importante el modo en que ocluyen. A veces es necesario corregir la posición de los dientes con aparatos de ortodoncia para conseguir una buena masticación. En general se considera que la presencia de entre 10 y 12 dientes tanto en la parte superior como inferior, nos garantizarían una masticación correcta.